Inspiración

La Estrella Michelin más pequeña de Europa

Roca participa en la reforma del restaurante más pequeño de Europa en ostentar una Estrella Michelin, el Capritx de Artur Martínez.

En Roca entendemos de bienestar. Sobre todo, cuando tiene que ver con la relajación y el cuidado personal. Por eso seguimos muy de cerca aquellos proyectos que comparten con nosotros esta visión de la vida. Es el caso de Capritx, el pequeño gran restaurante del chef Artur Martínez que aspira a poner freno al estrés gastronómico a través del concepto slow food.

En “el momento más dulce de su historia”, Capritx se ha convertido en el restaurante más pequeño de Europa en haber obtenido una Estrella Michelin, y desde Roca estamos muy satisfechos de que hayan contado con nosotros para renovar sus espacios de baño. Porque los límites no existen si la personalidad es grande y porque nos encanta compartir la filosofía mediterránea de un local lleno de carisma.

Este pequeño templo gastronómico es paradigma de la evolución de un negocio. Como en Roca, en Capritx se sabe valorar la importancia de los orígenes y la tradición de empresa familiar. “Esas raíces lo son todo. Sin ellas no se entiende Capritx. No se entiende su ubicación, su dimensión, su concepto, su evolución o su locura. Sabemos dónde queremos ir pero no olvidamos de dónde venimos, pues en esta aventura hay esfuerzo y pasión de tres generaciones durante 65 años.”

Fue con las sencillas instalaciones del establecimiento original con las que consiguieron que la guía referente en gastronomía internacional volviera sus ojos a este pequeño lugar de Europa y les concediera una Estrella Michelin. “¡Y la conseguimos con la cocina original del bar familiar! Con tres fuegos y un horno de gas. Con un camarero, un lavaplatos y yo en la cocina”, recuerda orgulloso el chef. “Toda la historia de Capritx es singular en cualquiera de sus fases, desde su fundación hasta hoy. La evolución requiere romper dinámicas, ser valiente y no vivir eternamente de rentas históricas”, dice.

Chef del Capritx

Roca y Capritx comparten su carácter de empresas familiares que han sabido evolucionar e innovar para convertirse en referentes en su ámbito. Un rasgo que se convierte en “una bandera que ondeas con energía y orgullo pues es tu valor añadido.” “Somos un restaurante diferente y atípico. Entendimos que debíamos hacer de la necesidad virtud y que nuestras condiciones nos hacían diferentes. Así que empezamos a explotarlas”, nos cuenta un emocionado Martínez que sabe muy bien dónde está la clave de su extraordinario éxito.

La evolución requiere romper dinámicas

“Nuestra cocina se basa en la esencialidad, la proximidad, la naturalidad y la aparente sencillez. Y nuestro servicio pretende desdramatizar. Eliminamos elementos y procesos superfluos que siguen la inercia de la tendencia o que simplemente se ejecutan porque se han hecho siempre así”, afirma.

Al igual que su libro de reservas, los dos baños del Capritx están pensados a la medida de un local para muy pocos comensales. Así, se ha llevado a cabo una transformación integral en la que los productos Roca han contribuido a generar entornos perfectamente funcionales en espacios de dimensiones muy limitadas.

Ahora, destaca la apuesta por el minimalismo del inodoro compacto Inspira con tapa y asiento de Supralit®, la elegancia de la grifería Naia o la delicadeza del lavatorio Inspira Round que, con sus finísimas paredes de Fineceramic®, refuerza el carácter contemporáneo del conjunto. El espejo Victoria-N y los accesorios Hotel’s redondean un espacio íntimo y sofisticado, a la medida de la altísima exigencia del local y en perfecta consonancia con su personalidad.

El baño del Capritx antes y después de la reforma

Mientras se embarca en mejoras como ésta, el horizonte de su propietario está en seguir creciendo tanto física como creativamente. “Aún tenemos mucho que decir”, concluye mientras nos despedimos.